HomeContos em EspanholContos em Espanhol – A Espada

Contos em Espanhol – A Espada

 
 

La Espada – Crónica de Luis Fernando Veríssimo

 
 

 

Una familia de clase media alta. Marido, mujer, un hijo de siete años. Es la noche del día en el que el hijo cumplió siete años. La madre recoge los restos de la fiesta.
El padre ayuda al hijo a guardar los regalos que recibió de los amigos. Nota que el hijo está quieto y serio, pero piensa: “Debe ser el cansancio.” Al final pasó todo el día corriendo por todos lados, comiendo un montón de cosas y tomando helado, jugando con los invitados, dentro y fuera de la casa. Debe estar cansado.

 

– Hijo, ¡qué cantidad de regalos!

– Sí

– Y esta espada. Qué bonita, no la había visto.

– Papá…

– ¡Y cómo pesa! Parece una espada de verdad. Es de metal. ¿Quién te la regaló?

– Sobre eso quería hablar contigo.

 

Al padre le parece extraño ver la seriedad de su hijo. Nunca lo vio así. Nunca vio a ningún niño de siete años tan serio. Solemne así. Qué raro… El niño saca la espada de la mano del padre y le dice:

 

– Papá, soy Thunder Boy.

– ¿Thunder Boy?

– El Niño Trueno.

– Está bien, hijo. Ahora vamos a dormir.

– Espera. Esta espada. Estaba escrito. Yo la recibiría al cumplir siete años.

 

El padre se controla para no reír. Por lo menos la lectura de las revistas de superhéroes le estaba ayudando con la gramática. “Yo la recibiría…” El gurí continúa.

 

– Hoy vino. Es una señal. Debo asumir mi destino. La espada pasa a un nuevo Thunder Boy a cada generación.

 

Ha sido así desde que la espada cayó del cielo, en el valle sagrado de Bem Tael, hace siete mil años, y fue empuñada por Ramil, el primer Niño trueno.

 

El padre está impresionado. No reconoce la voz de su hijo. Y la seriedad de su mirada. Está decidido. Va a cortar las revistas de superhéroes por algún tiempo.

 

– Está bien, hijo. Pero ahora vamos a…

– Voy a tener que salir de casa. Quiero que se lo expliques a mamá. Va a ser duro para ella. Cuento contigo para apoyarla. Dile que estaba escrito. Que era mi destino.

– ¿Nunca más te veremos? – pregunta el padre, resolviendo entrar en el juego del hijo mientras lo llevaba, sutilmente, hacia la cama.

– Claro que sí. La espada de Thunder Boy está al servicio del bien y de la justicia.
Mientras ustedes sean personas buenas y justas podrán contar con mi ayuda.

– ¡Qué bueno! – dice el padre.

 

Y no dice más nada. Porque ve al hijo dirigirse hacia la ventana de su cuarto, y alzar la espada como una cruz, y gritar hacia el cielo “¡Ramil!”. Y oye un trueno que hace estremecer la casa. Y ve la espada iluminarse y quedar azul. Y a su hijo también.

 

El padre encuentra a su mujer en la sala. Ella dice:

 

– ¿Escuchaste? Está tronando. ¡Qué tiempo loco!

– ¿Quién le dio la espada a él?

– ¿No fuiste tú? Pensé que habías sido tú.

– Tengo algo para contarte.

– ¿Lo qué?

– Siéntate, primero.

 

  • Tradução Livre pela Idem Espanhol da crônica: Comédias para se ler na escola, Luís Fernando Veríssimo. A Espada.

A Idem Espanhol te dá mais vantagens! Aprenda o idioma espanhol de forma prática, flexível e eficiente.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *